fbpx Hotjar Tracking Code for https://efinti.com/

Garantías ideales para tu crédito.

Las garantías son mecanismos que respaldan el cumplimiento del pago de los créditos que una entidad financiera desembolsa. Normalmente son requeridas por los intermediarios financieros para cubrir la probabilidad de incumplimiento por parte de sus deudores y normalmente impacta en su esquema contable.

Ahora, en un mundo más digital y que demanda para las empresas que desembolsan obligaciones de crédito una mayor agilidad para constituir las garantías y lograr ese factor diferenciador en el mercado.

Los tipos de garantías más comunes son:

  • Hipoteca: Es un instrumento utilizado para crear una garantía sobre un bien inmueble. Siempre debe constituirse sobre escritura pública y le entrega el derecho al prestamista de rematar el bien en caso de que el deudor no pague la obligación.
  • Aval: El Aval es una garantía en la cual una persona se obliga a pagar por una obligación en las mismas condiciones adquiridas por la persona que solicitó el crédito, en caso de que el deudor no pueda cumplirla.
  • Fiador: Un fiador es muy similar al aval, la diferencia es que en este caso, la fianza solo compromete en segunda instancia, es decir, solamente responde hasta que se halla hecho todo lo posible por cobrarle al deudor principal. En el mercado existen fiadores institucionales (empresas) que respaldan las obligaciones de crédito para que los deudores no tengan que solicitar fiadores.
  • Garantía prendaria: es un contrato accesorio en el cual, mediante un bien mueble se garantiza el cumplimiento de una obligación. SI el deudor no realiza el pago de la obligación, el intermediario financiero se queda con el bien mueble.
  • Cartas de Crédito Standby: Son instrumentos mediante los cuales, se busca respaldar operaciones de crédito donde un banco constituye un compromiso irrevocable para respaldar la obligación de un tercero a favor de un beneficiario.
  • Derechos futuros: es el derecho a recibir un pago de unos beneicios futuros por parte del deudor. Se utiliza principalmente para cubrir operaciones de crédito comerciales en las que se financian adquisiciones de maquinaria y equipo y se garantizan con los ingresos que se van a percibir.

Efinti: Liquidez sin Fronteras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.