fbpx Hotjar Tracking Code for https://efinti.com/

La Importancia de crear un Gobierno Corporativo, basado en el Realidad de cada empresa

Hoy en día es común leer o escuchar a muchas personas sobre Gobierno Corporativo, como algo que pareciera ser transcendental para las compañías, pero ¿Realmente se sabe en qué consiste? O ¿Qué beneficios trae?; pues, son muchas las compañías y emprendedores que no tienen un conocimiento integral sobre la materia, y claro, de cómo llevarlo a la práctica, recayendo en prácticas adversas, como montan Políticas de Gobierno Corporativo, basados en modelos de otras compañías o modelos generales, sin hacer consideraciones o reflexiones sobre la materia.

Con lo cual, se pierde la posibilidad de aplicar reglas al interior de las empresas que tienen como efecto la captación de nuevos y mejores recursos humanos y financieros, así como, el mejoramiento de las condiciones de funcionamiento y el estímulo al consumo y a la producción de bienes y servicios. Por lo tanto, no se trata de un simple requisito de forma o legal que deban cumplir las compañías

Así, la creación e implementación de políticas de Buen Gobierno Corporativo de forma consiente, trae consigo un impacto positivo a la compañía, ya que constituye como una herramienta para la construcción y regulación de responsabilidades y deberes de los órganos de control interno y/o externos de las empresas que permiten robustecer los procedimientos y dinamismo de estas. Estas políticas permiten crear un balance en las operaciones diarias de una compañía, creando un flujo constante y confiable de información, mediante reglas de transparencia, que se confluye en convertir a su empresa, más competitiva, productiva y rentable.

Por consiguiente, el Gobierno Corporativo, no es sin duda una herramienta que da valor a los procesos interno a la empresa, sino que también es considerado uno de los aspectos más importantes por terceros como partes interesadas, al evaluar una compañía de cara a los mejores estándares internacionales, los cuales se han convertido de manera preponderante en un marco de referencia para diferentes países y organizaciones, y de especial vigilancia y desarrollo por parte de entidades supranacionales como la OCDE.

De modo que, la implementación de políticas de Buen Gobierno Corporativo, busca, entre otras cosas, brindar protección a los accionistas, acreedores, inversionistas, empleados, el gobierno y la sociedad en general, (Partes Interesadas), a través de principios tales como la transparencia, objetividad, resolución de conflictos, competitividad en la administración y en el establecimiento de guías para el desarrollo de la Compañía en donde todas las partes de interés e involucradas, son conscientes de lo que debe hacerse y no permitirse tomar medidas improvisadas, que generen mayor riesgos para la perdurabilidad y rentabilidad de la compañía.

Sin embargo, no se debe caer en el afán de implementar políticas con base en los modelos de otras compañías y/o modelos generales, pues no se logrará conseguir los fines y resultados esperados, pues éstas deben atender a la necesidades propias, lo que permite construir canales de comunicación amplios y claros entre los diferentes órganos, y partes de interés, con el fin de fortalecer la adecuada administración de las empresas con base en una disminución de conflictos entre las partes interesadas, mitigando así los riesgos relacionados con la administración de la sociedad, lo que permite mejorar la capacidad en la toma de decisiones, y la calificación de riesgo de su compañía

De ahí radica la importancia de estructurar un Gobierno Corporativo basado en la realidad de su empresa, reflejando su esencia, pues sin duda, nunca dejaría la planeación estratégica o los planes de negocio y crecimiento, en manos de un tercero que no entienda los contextos propios del día a día. Pues, como se ha mencionado, el Gobierno Corporativo, ante todo debe reflejar esos planes y estrategias, de forma que los órganos que se creen estén compaginados con el tamaño, capacidad, ingresos y organigrama de la compañía, por lo que basarse sin ninguna consideración en los diversos modelos que se encuentran en internet. De lo contrario, dichas políticas, no permitirán que se aprovechen los reales beneficios, objetivos y necesidades de la Compañía.

 

Ahora, después de todo lo dicho, pueden surgir las siguientes preguntas: ¿Cómo estructurar un Gobierno Corporativo adaptado a mi compañía? ¿Por dónde empezar?, Para dar respuesta, se recomienda tener en cuenta los siguientes puntos:

El primero, será entender que los órganos de control en una compañía no necesariamente deben someterse exclusivamente a la asamblea de Accionistas y la Junta Directiva, pues siempre es viable constituir órganos más pequeños y específicos, como comités enfocados al estudio de necesidades de la compañía, bien sea en temas de producto y/o servicios, ventas, innovación, calidad, gestión del talento humano, operaciones, entre otros.

En segundo lugar, se debe regular y establecer, basado en las realidades de la compañía: las estructuras de propiedad, esquemas de compensación de las gerencias, políticas de reducción de costos basado en una adecuada gestión de recursos, reducción de actividades duplicadas o redundantes, prácticas de transparencia y revelación de información que eviten la falta de visibilidad de los riesgos de la compañía, controles en la gestión de la administración, y manejo de conflicto de interés.

Todo lo anterior, enfocado a los valores que sean los pilares fundamentales de la cultura organizacional que se tiene o se quiere construir, con el fin de lograr obtener una mayor capacidad para: recolectar datos e información de forma rápida y eficiente que sean vitales para la toma de decisiones, y generar una mayor capacidad para repartir los procesos y las responsabilidades de manera consciente.

En conclusión, la implementación de Políticas Gobierno Corporativo, se hacen vitales para dar a conocer el ADN de la empresa y su cultura organizacional, y es útil para todas las empresas sin importar su tamaño o tipo societario. Lo anterior, siempre que se tenga en cuenta que estas no son estáticas y por tanto, no existe un modelo estándar, sino que, por el contrario, en la medida que este se ajuste a la realidad, las necesidades, finalidades planteadas para el negocio y planes estratégicos de su compañía, podrán establecerse las formas más eficientes para la correcta toma de decisiones y los lineamientos necesarios para la operación de su compañía, permitiendo con el tiempo madurar y fortalecer el Gobierno Corporativo.

 

Este es el futuro financiero, vívelo desde ahora!

Efinti: Liquidez sin Fronteras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.